Una red de excursión

11035731206_2791a97821

Fuimos los escultas a un albergue en Berzosa de Lozoya junto con otro grupo scout.
Justo al llegar montamos una batalla de bolas de nieve con toda la nieve que había allí. 11035296653_55e235c0aaPor fin, con mucha gente calada hasta los huesos entramos en el albergue, todos en un mismo cuarto, digamos que unos 20. Habiendo conocido al otro grupo scout, hubo tres amigos que hicieron un concurso con unas chicas del otro grupo scout… más tarde, ya habiendo descansado y esos tres por ahí perdidos jugando un partido de futbol, vimos una peli, para hablar luego de esos temas sobre el racismo. Claro eso sí, de lo que más disfrutamos fue de las palomitas y de las tortitas que hicimos para ver la peli, así que claro, después de ver la peli, medio hicimos la comida, ya que nadie tenía  hambre…
Los cocineros se fueron a bailar con la “discoteca” que  montaron las chicas con los 11035752776_41ebefa295altavoces. Sin haber cenado a penas, después de la “dicoteca”, hicimos un juego de caballeros, y dragones que se trataba de matar al equipo oponente, ganando el equipo que ganó (haciendo trampas). Jugamos un sing star, estaba muy reñido, ya que las voces eran tan malas, que no se sabía cuál era la peor y cual la mejor. El tiempo se nos pasó volando: acabamos a las dos. Y ya nos fuimos a la cama, bueno, algunos, hubo un grupito (incluido el grupito de los tres) que se quedaron viendo una peli de miedo, hasta las cinco a.m. en la biblioteca del albergue: al final para subir subieron en grupo, tenían “un poco” de miedo.

A la mañana siguiente nos levantamos a eso de las 9:30, o eso ponía en mi reloj, para ir a misa. Fuimos a misa y nada más terminar volvimos de misa al albergue para hablar acerca del proyecto: financiación. Cuando acabamos, hicimos la comida, algunos estudiaron y otros bueno, simplemente volvieron a dormir. Después de comer, hicimos las maletas, para tenerlas hechas cuando nos fuéramos a ir, porque estuvimos recogiendo todo lo que hicimos, además de limpiar lo que ensuciamos, somos scouts, limpiamos lo que ensuciamos.

Ya volvimos en el autobús junto con el otro grupo scout, y junto con sonrisas y sus ganas de dormir,  terminó la excursión con ganas de repetir.

Álvaro Camacho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *