Historia

40 AÑOS DE ESCULTISMO (1965-2005)

Cuarenta años de existencia del Grupo Scout Buen Consejo dan para recordar la infinidad de actividades y juegos desarrollados, los momentos de alegría vividos por los más de mil integrantes que ha tenido, las dificultades superadas con el apoyo del que siempre estaba a tu lado; todo sintetizado en 40 años de Escultismo.

La idea de crear un Grupo Scout en el colegio partió del que fue el primer Jefe de Grupo Manuel Muñoz y del que fuera el primer Consiliario el P. Morales. Manuel Muñoz conoció el Escultismo cuando era profesor del Colegio del Pilar y desde el primer momento las ideas de servicio, trabajo y compromiso le dejaron un poso que más tarde, en 1965, llevaría a fundar el Grupo en el colegio donde ejercía como docente. Y todo empezó su marcha, se consiguió, gracias a sus contactos, asociarse a MSC (Movimiento Scouts Católicos); crear la primera Tropa formada por seis patrullas: Castores, Linces, Águilas, Tigres, Mapaches y Halcones; construir un local; diseñar una pañoleta de color rojo con los bordes negros; y realizar el primer campamento en solitario (el primero se realizó en compañía del Grupo del Pilar en Vinuesa) en la Vid en 1966. Para todo ello contó con la colaboración como ayudantes de los hermanos Navarro.

El grupo ya rodaba y sufrió un traslado de local a la Iglesia que estaba situada en la calle Maudes, aunque posteriormente se volvería a los locales del colegio; a un cambio de Asociación a SBP (Scouts de Baden Powell) a comienzos de los setenta; el cambio de color de pañoleta al rojo completo actual y a la fundación de la unidad de Manada. Grandes cambios que dieron paso a un periodo donde el latir del Grupo se vio anestesiado durante tres años.

En 1976, la actividad del grupo se quedó reducida a reuniones de patrullas de aquellos que habían estado en los años anteriores, pero su manera de actuar era como un grupo de amigos. El grupo carecía de cualquier organización. Eran tiempos de Miguel Angel Sanz, Paco Silva, Nacho Arregui, Casanueva, Oterino… que se resistieron como la antigua Numancia al entierro prematuro del Grupo. Esta desorganización provocó la no realización de ese campamento y en el año posterior se fue de Campamento con el colegio a La Vid donde los scouts eran un reducido número respecto a los demás participantes.

Esta travesía, dónde se rozó la desaparición, concluyó en 1978 con el reflote y vuelta a una normalidad perdida en los años anteriores. Periodo donde el colegio a través de consiliarios como el P. Jose Luis del Castillo y el P. Manuel Dieguez ayudaron al equipo de monitores, encabezados por Jose Luis Ayuso como jefe de grupo, a la puesta en marcha de una ronda que culminó con la celebración del campamento en Neila. Nuevamente como Grupo Scout Buen Consejo. En el año 1980, se producirá otro vuelco importante en la historia del Grupo; se crea la primera unidad destinada a las niñas.

Hasta ese momento la composición del grupo era exclusivamente masculina, pero bajo la tutela de la parroquia de San Bruno, que les cede un local, empieza a rodar la unidad de Lahinis. Mª Jesús Coterón y Mª Mar Ramírez fueron sus primeras Baloo y Bagheera. Esta fue la semilla que provocó que al año siguiente sugieran las cuatro patrullas de las Guías y en 1982 las Comandas. Todas aquellas que participaron en aquella época recuerdan los carteles que había en la Parroquia que invitaban a apuntarse y a hacer algo diferente los sábados y cómo sus jefas les contaban que en la próxima excursión tendrían algún juego preparado que compartirían con los “chicos del Grupo”.

Tras los campamentos de Abejar, Campisábalos, Puentedura y Boniches, en 1986, coincidiendo con el reconocimiento del Colegio como mixto, se llevó a cabo la unificación de las secciones de los chicos y las de las chicas. No sin ningún quebradero de cabeza para el equipo de monitores debido a las voces discordantes de algunos padres que no veían que fuera el momento oportuno, el Grupo se unificó.

A partir de este momento comenzó el periodo de expansión, se aumentó el número de integrantes y en 1987 se realizó la primera Campaña de recogida de alimentos para el comedor de la Parroquia. Idea, cuyas mentes pensantes fueron Miguel Abril y Enrique Real, que surgió para cumplir con los principios de servicio y solidaridad y que en sus comienzos recorrían un mayor número de calles que en la actualidad. La década terminó con el campamento de 1988, bautizado como “Cenizo”, que debido a las lluvias de principio de julio comenzó cinco días más tarde.

En 1991, tuvo lugar la primera salida al extranjero en forma de Inter Rail que discurrió por tierras holandesas y belgas, previo paso por París. Dicha empresa fue llevada a cabo por cuatro intrépidos rovers: Emilio, Pedro, Juan Antonio e Iñaqui que estuvieron durante una semana recorriendo en bicicleta ciudades holandesas como Utrech, Allkmaar, Leidem o Amsterdam.

A comienzos de los 90 la Asociación a la que pertenecíamos desde los setenta (SBP) no funcionaba de la manera adecuada para los intereses de los grupos asociados y su desmembramiento era palpable. Por ello, en el Consejo de Grupo se planteó la necesidad de cambiar a Exploradores de Madrid perteneciente a Scouts de España (ASDE) y al comienzo de la ronda del 92 este trasvase era todo un hecho. Abandonamos la camisa gris de lobatos y la verde del resto de Grupo por la camisa de un único color azul; y los pantalones marrones por los azules que utilizamos en la actualidad.

Un momento clave en las negociaciones para entrar en la nueva Asociación fue la adjudicación del número del Grupo, Exploradores quería darnos un numero elevado que no se correspondía con los años de antigüedad del Grupo, para ellos era como si éste se hubiera fundado en aquel mismo momento.

Tras un tira y afloja entre la Asociación y el jefe de grupo Enrique Real se llegó al acuerdo de darnos el número de un grupo ya desaparecido; el 95. Entre el 5 y el 25 de julio de 1993, mientras las unidades de Tropa y Manada disfrutaban del campamento en Navarredonda de Gredos, los Escultas (antiguos comandos en SBP) se marcharon de Inter Rail en lo que fue la segunda salida internacional. Un proyecto desarrollado a lo largo de toda la ronda, donde tanto los escultas como sus scouters trabajaron con una alta intensidad para recaudar los fondos necesarios, que culminó con la visita a Francia, Holanda, Bélgica, Austria y Suiza.

Con el grupo en su máximo esplendor en cuanto a integrantes del mismo, surgió el interés por parte de los padres de que sus hijos cada vez con edades más tempranas empezaran a vivir el movimiento scout. Esta nueva realidad llevó al Consejo de Grupo a tomar la decisión de fundar la unidad de Castores. Y así se mandó a un grupo de scouters a la Asociación para que se empaparan de la metodología a seguir y a comienzos de 1994 los castores dieron sus primeros pasos guiados por sus nuevos y primeros monitores: Inmaculada de Pedro, Pilar Gutierrez, Juan Fernando García y Fernando Taberna que fueron Arco Iris, Burbujas, Ojo de Halcón y Rusty respectivamente.Al principio siempre quedaron las dudas de que si niños tan pequeños iban a poder mantener el ritmo normal que requería el Grupo, por ello en su primer campamento en Villanueva del Condado sólo acudieron los siete primeros días. Prueba que pasaron más que satisfactoriamente y permitió que hoy sea una unidad totalmente consolidada y tan partícipe como las demás.

Desde mediados de los noventa hasta estos días, algunos cambios se han producido, pero siempre manteniendo la esencia de sus comienzos; se han realizado mejoras en las instalaciones de los campamentos, aunque seguimos utilizando nuestras “clásicas” letrinas; la realización del campamento en la segunda quincena de julio; nos mudamos del local del patio por otro situado en la zona de vestuarios; los escultas realizaron la tercera incursión internacional a Italia en 2002, visitando Roma, Milán, Florencia…; se ha consolidado las actividades con los otros grupos scouts que formamos el Sector Impeesa; y se están llevando a cabo los trámites para constituirnos en Asociación.

Han sido años donde familias enteras han sido participes de lujo de su pulso diario (familias como los Coterón, Oteíza, Antoñanzas, Roldán, Frutos, Real, Abril, De Pedro, Taberna, Michelena o Machado); de lugares testigos de nuestras excursiones y campamentos, quién no recordará Patones, Zarzalejo y Muñopedro o nuestra archivisitada Soria; de una inmensidad de formaciones, promesas o grandes clamores. En definitiva, una historia escrita a golpe de esfuerzo desde aquel día en que a Manuel Muñoz se le ocurrió poner en marcha este ilusionante proyecto. Por ello, lo celebramos y nos felicitamos por 40 años de Escultismo.

Óscar Monje Feito

 

35 Aniversario, por José de la Uz Pardos

Cuando allá por 1965 los alumnos del colegio eran invitados a formar parte de un Grupo Scout, éstos respondían con buen agrado. Fotos hay de aquellos primeros años en blanco y negro en que los sacerdotes acompañaban a los scouts en sus actividades en el custro. Fotos hay de una época en que los chicos y las chicas a principio de los 80 estaban separados en grupos aparte. Fotos de otras camisetas y otras pañoletas. Era una historia en la que “Baden Powell” era nuestra asociación. Y el local del grupo estaba donde hoy se levanta el nuevo pabellón de Infantil. Por ahí colean las fotos del CBC del 50 aniversario del colegio que coincidía con nuestra 25 efemérides.

Pero el tiempo pasa y hoy, en el siglo XXI, pertenecemos a otra asociación, ASDE, desde 1992. Hoy el grupo es mixto y abarca más edades. Desde los 6 hasta los 21 años. Hoy en día las infraestructuras son mejores, la preparación de los monitores es mucho mayor que en aquellos años. Y por supuesto el número de actividades que se llevan a cabo es innumerable. Reuniéndose los sábados por la mañana este grupo potencia el trabajo en grupo, la ilusión y el divertimento, las manualidades y talleres, el conocimiento del medio y una actitud ante la vida de generosidad, colaboración sentido crítico y respeto por la naturaleza.

Festivales de teatro, de la canción, visita a hospitales y talleres benéficos, excursiones, la tradicional campaña de navidad, día del árbol, deportes, el día de las familias, manualidades, juegos, la cena con los padres, y, por supuesto, la aportación que hace el grupo en las fiestas del colegio con el “bar scout”, los talleres, el bar del mus y la gran Gymkhana. Visitas culturales, piscina y parque de atracciones constituyen hoy en día auténticas tradiciones del mes de junio, actividades con otros grupos…., el campamento de julio.

Hoy somos uno de los grupos más antiguos y numerosos de Madrid, que cuenta con más de una veintena larga de monitores, bien organizados, mayores y preparados, que educan y acompañan a los chicos que serán los monitores del 50 Aniversario y a quienes corresponderá escribir unas líneas semejantes a estas. De momento vamos por el 35. Enhorabuena a todos.

José de la Uz Pardos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *