Una obra de cuento

La obra de tropa del festival de Navidad de este año consistía en una mezcla de cuentos: dos magos de la escuela de magos crearon una explosión mágica al equivocarse al echar los ingredientes de una poción en clase.
Esto provocó que viajasen a través de diversos cuentos para intentar volver a su mundo. Primero viajaron al país de Encantia, donde conocieron a la Cenicienta y contemplaron una bonita historia de amor.
Durante el baile de palacio se dieron cuenta de que había que volver a realizar la poción que les había salido mal con los ingredientes que usaron en su clase: los objetos más importantes de los cuentos, empezando por el zapato de cristal de Cenicienta.

Tras conseguirlo, viajaron por los cuentos de Aladdín, para conseguir la  lámpara del genio, Caperucita, para conseguir su capa, y por la Bella y la Bestia, para conseguir la rosa. En este último cuento consiguieron reunir todos los  ingredientes y volver a clase con todos sus compañeros.
Estos tienen envidia y curiosidad por las aventuras vividas y deciden viajar a más cuentos, pero vuelven a equivocarse con la poción y terminan en el país de los videojuegos.  La profesora, cansada de que sus alumnos desaparezcan y sin saber que hacer en clase, decide irse de vacaciones indefinidamente.

Lo que más nos gustó de preparar esta obra fue utilizar efectos especiales,  como una máquina de humo para las explosiones o efectos de sonidos para todas las magias. Con el humo tuvimos un pequeño percance: se activó por error la alarma de incendios del salón de actos varias veces y alertó a todo el edificio, pero al final conseguimos poder usar la máquina de humo sin activar la alarma durante la obra de verdad.

Marta F.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *