Diario de unas misiones: panteras

Primer día:

El día en el que comenzábamos las misiones el jefe que te había tocado te despertaba en nuestro caso nos despertó Pablo, luego nos repartimos el material de patrulla y después nos dijeron a qué pueblo teníamos que llegar el primer día, que en nuestro caso fue san leonardo de Yagüe, desayunamos en un puente junto con la patrulla castores luego seguimos nuestro recorrido hasta un parque donde estuvimos jugando un buen rato mas tarde cuando llegamos a nuestro pueblo nos encontramos con la unidad de castores más tarde fuimos a pedir comida y cuando ya habíamos reunido la suficiente nos fuimos a la piscina a pasar la tarde por la noche fuimos a las fiestas de el pueblo , luego nos fuimos a dormir con los castores.

Continuar leyendo «Diario de unas misiones: panteras»

Aventura en Valencia

Llegamos al camping y nos pusimos a comer, después a montar las tiendas y a continuación nos fuimos a ver las instalaciones. Por la tarde fuimos a la playa a bañarnos y pasar lo que quedaba de día y a la vuelta cenamos e hicimos un juego nocturno en el camping.

Al día siguiente estuvimos jugando un poco y nos fuimos de nuevo a la playa con nuestros flotadores: de flamenco, palomitas, una piña y un delfín. Con ellos hicimos varios juegos y una guerra dentro del mar, además de jugar fuera con la arena y al vóley. Volvimos al camping al medio día para comer paella y por la tarde nos fuimos a la piscina para tirarnos desde le tobogán y, tras merendar, hicimos un juego parecido a un cluedo preparado por linces en el camping. Por la noche nos fuimos a la playa porque era la noche de San Juan, donde hicimos un hoguera entre todos y cenamos junto a ella.

Continuar leyendo «Aventura en Valencia»

Guerras de nieve

Quedamos por la mañana el sábado 23 de febrero para ir a Navacerrada, ¡qué emoción!. Cuando llegamos allí nos pusimos a caminar hasta que llegamos a una pendiente con nieve y un surco por el que nos tiramos varias veces durante un rato que se pasó volando. Después de caminar un poco más nos encontramos una explanada llena de nieve, y decidimos quedarnos allí. Por aquel lugar había muchos bloques de hielo, con lo que creamos varias estructuras para desatar una guerra de nieve, en la que luchamos para defender nuestras bases, aunque al final nos unimos todos los equipos y formamos un enorme fuerte que dejamos abandonado para poder explorar otra zona. Más tarde, encontramos una pendiente llena de nueve en la que estalló otra batallla campal de bolas de nieve que nos dejó cansados y mojados. Ya pasada la batalla de nieve nos fuimos a coger el autobús, que tardó un buen rato. Después llegamos al colegio y regresamos a nuestras casas. ¡Nos lo pasamos muy bien!

Marcos C., Tropa