Diario de un campamento mitológico

Todo comenzó, como todos los años, en Beatriz de Bobadilla. Nos despedimos de nuestros padres y subimos al autocar. El viaje fue muy entretenido porque casi todo el trayecto estuvimos cantando.

Lo único que hicimos el primer día fue montar las tiendas, recoger troncos para las construcciones y cenar. Los siguientes tres días los dedicamos a hacer construcciones y a divertirnos con juegos basados en la temática del campamento, que era sobre las criaturas mitológicas.

Después de tener todo montado, llegó la revisión general, que es el día en el que los jefes hacen una revisión del trabajo que han hecho todas las unidades. El resto de los días fueron normales: Después de levantarnos y desayunar jugábamos hasta la hora de comer. Después de comer, jugábamos , nos duchábamos y cenábamos, pero antes de irnos a dormir jugábamos a un juego de noche .Hasta que llegaron las misiones y cada uno se fue con su patrulla a hacer una pequeña marcha de tres noches. Las dos primeras dormimos cada patrulla sola y la última todos juntos .Me lo pase genial y fue super divertido.

(más…)

Diario de un Salpamento

DÍA 1- 15/07/2016

Quedamos en la calle Beatriz de Bobadilla donde nos organizamos en
autobuses por unidades para ir al campamento en Huerta de Arriba. El viaje no se nos hizo muy largo y al llegar empezamos a hacer cadenas para descargar los autobuses. Cada uno cogimos nuestro macuto e hicimos un corro para comer. Después de comer nos fuimos a elegir la parcela donde íbamos a poner la tienda y las construcciones. Luego solo teníamos que ponernos a ello: montamos las tiendas y empezamos las construcciones. Así estuvimos hasta la hora de merendar ya que después hicimos juegos cortos hasta antes de formación en la que nos dijeron que nos preparáramos para cenar. Después de cenar los jefes nos explicaron cuál sería la orientación de este campamento (los elementos) y después nos fuimos a “dormir”.

(más…)

La vuelta al mundo en 80 días

img_2892Todo empezó con las despedidas, los besos y los abrazos. Nos subimos al autobús y como siempre nos distrajimos cantando. No sé muy bien qué pasó este año, pero mucha gente se mareó y vomitó durante el viaje. Nada más llegar a Huerta de Arriba comimos, y después comenzamos a subir las tiendas a la zona de manada para montarlas.

Esa misma noche, los jefes nos contaron que el campamento iba sobre la vuelta al mundo, pero no en 80 días, sino en 15 días y que teníamos que tener mucho cuidado con el malvado Sullivan, porque nos iba a poner muchas trampas.

Los siguientes días, hasta que nos fuimos de marcha, se nos pasaron volando. Hicimos juegos, manualidades y mucho más…Y por supuesto no podemos olvidarnos de las construcciones. Cada seisena preparó su macutero, su trípode, su zapatero, etc. (más…)