Palos, truchas y falsos secuestros…

IMG_6515El Escorial – Las Zorreras (23 de ene. de 2016)

Empezamos la mañana en el colegio, ahí nos reunimos para partir hacia la estación de Nuevos Ministerios. Llegamos a  El Escorial y empezamos la marcha, pero lo emocionante no empezaba ahí.

A la media hora de empezar a andar, paramos y jugamos a ‘Liebre’, un juego basado en el escondite. Después, cruzamos caminos donde había vacas a no mas de 20 metros de nosotros, y hay que decir que algunos troperos se asustaron mucho, claro, había también toros. Anduvimos nueve kilómetros mas siguiendo todo el rato las vías del Cercanías por donde habíamos venido.

Llegamos finalmente hasta Las Zorreras donde nos paramos a 200 metros de la entrada del pueblo, en el Embalse de las Zorreras. Para comer, muchos de nosotros habíamos traído bocatas, sándwiches, menos tres personas que se habían traído un tupper con ensalada de macarrones.

Tuvimos tiempo libre por un rato, en este tiempo entre toda la tropa atamos a Loren y a Eugenia en el suelo con pañoletas tapándoles la boca las manos, los pies, etc. Luego ya empezaron las clases de las especialidades que habías elegido.
Yo elegí fotografía y periodismo y Loren nos ha enseñado mucho de  las cámaras Réflex, compactas, etc.  A partir de este punto, llega la acción.IMG_6889

Encontramos una trucha muerta a la orilla del embalse, y… entre todos tratamos de hacerla la AUTOPSIA. Intentamos muchísimas técnicas para moverla con palos, pero lo único que provocó eso fue que una tropera se resbaló y acabo con las botas dentro del embalse, y gente impidiéndola salir. Después de este suceso con la trucha, otros tres troperos cogieron un palo de 4 metros de largo y… lo metieron en un pozo que había dentro del embalse.

Ya después de todos estos sucesos, empezamos a tomar fotos con las cámaras de Loren y así hasta las seis y media de la tarde.

Entramos al pueblo para partir hacia la estación de Renfe, esperamos y de pronto sin que nadie se diera cuenta pasó el AVE a 220 por hora y se asustaron muchos troperos. Llegó el tren, y esperamos hasta nuestra parada, Nuevos Ministerios. Ya allí, compré unos Kikos y media tropa me estuvo persiguiendo por la estación hasta la salida. Ahí termina nuestra excursión.

Javier Gavilán (Tropa)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *