Galletas, gelatinas y killers con la tropa

24090985745_b0d1418be9_zEl 26, 27 y 28 tropa nos fuimos de excursión de Navidad a Alcalá de Henares, a un albergue llamado la Esgaravita.

En el camino al albergue paramos para comprar la comida de patrulla. Cuando llegamos al albergue había otro grupo scout jugando fuera. Nos instalamos y jugamos hasta la hora de comer a varios juegos. Después de comer nos anunciaron que íbamos a jugar a un “killer”, que consistía en matar a persona que tenías en un papelito y que te daban los jefes. Para matarles tenías que hacer lo que te indicaban en el papel, como poniéndote su bufanda, atarle su cordón del zapato, hacerse una foto…

Por la noche jugamos a “pinta la bandera”, y luego, como dormimos con otro grupo, la liamos parda.

24008378341_13e9f467e0_zEso explica porque por la mañana nos pusieron a correr los jefes. Después de correr, algo cansados, desayunamos y fuimos a misa en la catedral. Cuando terminamos hicimos un juego de fotos donde la gente nos tenía que ayudar a representar las leyes scout. También hicimos un taller de cocina e hicimos unas galletas de vainilla y, si querías, con canela. Antes de dormir, como era el cumpleaños de tres personas (Pablo, Lourdes y Eugenia) 24064882586_061bd9fc31_zhicimos una fiesta y un concurso de gelatina, llegaron a la final Carolina, Javier Gavilán y Lekes. Pero ganó Lekes. Después del concurso de gelatina cantamos el cumpleaños feliz y simulamos las 12 campanadas, pero, en vez de uvas eran 12 chocolates. También cantamos e hicimos un karaoke, bailamos, pero lo más importante es que nos divertimos.

Al día siguiente, después de desayunar hicimos una gymkana sobre la ley scout, virtudes y principios scout que nos ha permitido aprenderlas y poder conocer un poco más la promesa scout. También Jesús nos dio huevos para que nos los tirásemos. Comimos y después tuvimos que limpiar la habitación, los pasillos, la cocina…

Nos dio mucha pena irnos del albergue de tanto pasarlo bien. La ganadora del killer fue Cristina Monzón. Las galletas estaban muy buenas y fueron útiles para el camino de vuelta.

Lola (tropa)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *