Excursión de Navidad con lobatos

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El 26 de diciembre los lobatos nos fuimos durante tres días de excursión de Navidad. Estuvimos en el Albergue de El Atazar. Desde el Albergue se veía el Embalse del Atazar que era muy grande y bonito.

Durante el trayecto cantamos, como siempre, pero se nos hizo un poco largo el viaje. Nada más llegar, mientras a los viejos lobos les enseñaban el albergue, algunos nos fuimos a jugar con otros niños que estaban alojados. Después de dividirnos en grupos para dormir, jugamos a “liebre” y personalizamos nuestro propio huevo con plastilina.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAA continuación comimos y tuvimos un rato de tiempo libre. Por la tarde hicimos una gimkana con letras del abecedario y luego hicimos otra gimkana para ser como Mowgly. Nos lo pasamos muy bien, sobre todo cuando nos dieron a oler y a probar cosas con los ojos tapados y teníamos que adivinar qué eran. También  estuvimos preparando cookies antes de cenar. Después de la cena tuvimos un rato de tiempo libre y luego hicimos un juego de noche muy divertido sobre lobos, brujas y fantasmas. Cuando terminamos el juego, nos pusimos el pijama y estuvimos un ratillo hablando en las habitaciones antes de dormir. Antes de acostarnos nos pudimos comer una cookie. La verdad es que se nos quemaron un poquillo.

El segundo día después de desayunar y vestirnos los VVLL hicieron revisión, y todo estabaOLYMPUS DIGITAL CAMERAen orden (excepto algún baño que olía un poquito mal…). Estuvimos jugando a un juego de pelota como el que sale en las películas de Harry Potter (pero sin escobas)  después estuvimos haciendo un muñeco con papel para el día de los inocentes hasta la hora de comer. Por la tarde ensayamos para la velada y jugamos al “party”. La velada fue muy divertida y contamos un montón de chistes.

El último día, como era el día de los inocentes, los VVVLL nos gastaron una broma, y todos caímos…Después hicimos evaluación y  jugamos a un juego con los muñecos que habíamos hecho el día anterior que duró casi todo el día. Por la tarde algunos lobatos hicieron su promesa, justo antes de coger el autobús de vuelta. En el autobús nos pusieron una peli pero muchos nos quedamos dormidos. Habían sido tres días muy intensos y estábamos agotados, pero lo habíamos pasado genial.

Ckikai (María) y Guillermo Amengual (Lobatos)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *