La Francia de la sandía

Bienvenidos a la Francia de los siglos XVII y XVIII en la cual la peste azotaba Francia y la revolución francesa empezaba a emerger de la tiranía de los poderosos. Y como no, ya que éramos Europa en el campamento los jefes tuvieron la idea de hacer dos juegos respecto a estos dos aspectos:

Por un lado la peste, la cual empezó antes del segundo juego y seguiría después consistía en un huevo kínder que llevaría una persona anónima la cual solo podía pasarla si alguien al que le preguntase o mientras hablaba con dijese “que” entonces el antiguo “infectado” escribiría el nombre del nuevo en el papel que había en el interior del huevo. Al final a todos los que estábamos escritos nos hicieron buscar unos ingredientes para un pócima hecha con nubes, cereales, licor de manzana sin alcohol, galletas, manzana y mermelada de melocotón

Y por otro lado la cruel diferencia entre nacer con muchos derechos en una familia noble o nacer con pocos derechos, (claramente los privilegiados tenían algunas ventajas como no pagar la comida o recibir Coca-Cola) aunque algunos de los segundos consiguiesen una fortuna con los negocios. Todo esto para enseñarnos y mostrarnos en una velada lo horrible que para algunos es la vida y todos podemos poner nuestro granito de arena en dejar este mundo mucho mejor. Al final nos enseñaron una ““guadaña casera”” que asombrosamente partió la cabeza del rey francés por la mitad (era una sandía).

David Bravo (Tropa)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *