Diario de unas misiones: panteras

Primer día:

El día en el que comenzábamos las misiones el jefe que te había tocado te despertaba en nuestro caso nos despertó Pablo, luego nos repartimos el material de patrulla y después nos dijeron a qué pueblo teníamos que llegar el primer día, que en nuestro caso fue san leonardo de Yagüe, desayunamos en un puente junto con la patrulla castores luego seguimos nuestro recorrido hasta un parque donde estuvimos jugando un buen rato mas tarde cuando llegamos a nuestro pueblo nos encontramos con la unidad de castores más tarde fuimos a pedir comida y cuando ya habíamos reunido la suficiente nos fuimos a la piscina a pasar la tarde por la noche fuimos a las fiestas de el pueblo , luego nos fuimos a dormir con los castores.

Continuar leyendo «Diario de unas misiones: panteras»

Mi primer campamento

Hola.
Este año ha sido mi primer campa. Entré en los scouts en septiembre con ganas de que llegara el campamento y estar con mis amigos.

Lo primero que hacemos es la formación. Es un círculo que hacen los jefes y tenemos que correr al rededor hasta que el jefe de grupo pare de pitar.

La segunda cosa es desayunar. El comedor tiene cuatro mesas, la de color naranja es la de castores y las tres de color amarillo son las de lobatos.
Los fregaderos son donde la gente va a fregar el plato, el poto y los cubiertos.

Luego hacemos muchas actividades. Los mejores días son los de las marchas. La marcha son muchos kilómetros en un día

Ojo a la sorpresa que te llevas con la letrina. La letrina está hecha con una tapa de wáter y luego una silla. Para que no se vea lo que haces ponen una bolsa de basura.

Otro consejo, no entres en la zona de jefes. Te puede caer una buena.

Y lo mejor del campamento es la amistad.

Emma (castores)

Dibujo de Leo (castores)

Aventura en Valencia

Llegamos al camping y nos pusimos a comer, después a montar las tiendas y a continuación nos fuimos a ver las instalaciones. Por la tarde fuimos a la playa a bañarnos y pasar lo que quedaba de día y a la vuelta cenamos e hicimos un juego nocturno en el camping.

Al día siguiente estuvimos jugando un poco y nos fuimos de nuevo a la playa con nuestros flotadores: de flamenco, palomitas, una piña y un delfín. Con ellos hicimos varios juegos y una guerra dentro del mar, además de jugar fuera con la arena y al vóley. Volvimos al camping al medio día para comer paella y por la tarde nos fuimos a la piscina para tirarnos desde le tobogán y, tras merendar, hicimos un juego parecido a un cluedo preparado por linces en el camping. Por la noche nos fuimos a la playa porque era la noche de San Juan, donde hicimos un hoguera entre todos y cenamos junto a ella.

Continuar leyendo «Aventura en Valencia»

Los scouts, la pizarra y los valores, la tiza

Podríamos comparar los scouts con una clase, que no enseña un temario estipulado que servirá para los exámenes, ni para los estudios. A excepción del colegio, no hay ni libros ni apuntes ni dictados ni comentarios de texto, ni siquiera un aprobado o suspenso. Simplemente hay una pizarra en la cual el profesor Don Ejemplo emplea su tiza para escribir en ella muchísimas cosas conformando en sí una lección vida muy grande. Se podría decir que sí hay un temario, no está escrito, pero todos los que hemos pasado por esas etapas sabemos que es cierto, en cada una aprendemos unos valores, que nos enseñan a ser mejores. Continuar leyendo «Los scouts, la pizarra y los valores, la tiza»

Jugando en Alcalá de Henares

¡Primera excursión del año! Buen estreno de 2019.

El sábado diez de febrero tomamos rumbo a Alcalá de Henares, a eso de las 9 y…. Hasta allí llegamos en tranvía. Y una vez en destino, nos instalamos en el mismo parque en el que se celebró el festival de canción Scout hace dos años (¡ya!).

Un juego muy divertido nos entretuvo toda la tarde. Consistía en rellenar una hoja con las distintas pruebas que íbamos realizando en lugares emblemáticos de la localidad. Por ejemplo, en la estatua de Don Quijote y Sancho había que hacerse una foto y dibujar después un personaje ficticio que añadiríamos a la historia de El Quijote; es decir, hacer una nueva ‘versión’ de la obra. O bien, grabar un vídeo coronando a alguno como arzobispo en el Palacete de Laredo.

Y para completar, también hicimos visita a la Casa-Museo de Cervantes.

Creo que la mayoría lo pasamos genial jugando y se nos hizo muy amena la ruta así. Además de los muy buenos recuerdos que nos trajo volver al sitio donde habíamos ganado el festival con ‘Amayé Lulaba’ J

Ojalá no haya dos, sin tres…

Para volver pronto.