Semana Santa

Salimos del colegio en autobús y como siempre nos distrajimos cantando. Al llegar cogimos el material de tropa y nos subimos a nuestra zona para montar las tiendas. Los jefes nos contaron  cuál iba a ser la temática de la excursión. Nos explicaron que íbamos a hacer un restaurante, es decir, cada vez se encargaría una patrulla diferente de preparar la comida para toda la tropa y otra patrulla tendría que servir la comida.

Después de la comida, que preparamos la patrulla Lobos, hicimos un juego de grupo, más tarde realizamos una formación y antes de la cena jugamos un rato. Antes de acostarnos los jefes prepararon un juego nocturno parecido al juego de las sardinas. Me gustó mucho, aunque con la oscuridad era muy difícil encontrar a los que se escondían.

A la mañana siguiente, después de desayunar y asearnos, todo el grupo participamos en un juego sobre el festival de la canción. Consistía en que cada grupo representaba un grupo scout y tenía que prepararse una canción. Después del juego de grupo y de comer nos pusimos durante toda la tarde a preparar la velada.

La velada fue muy divertida, aunque a las unidades más pequeñas no se les oía muy bien. La actuación que más me divirtió fue la de los jefes, que hicieron una especie de telediario. Cuando nos fuimos a dormir estábamos agotados, aunque algunos de Tropa se quedaron hablando en una tienda.

El último día, después de la formación, algunos estuvimos ensayando para el festival de la canción y otros hicieron manualidades y después hicimos juegos de Tropa. Después de la comida recogimos las tiendas y limpiamos nuestra zona. Antes de subirnos a los autocares realizamos la formación de promesas.

Ya había terminado la excursión y se nos había pasado el tiempo volando pero volvíamos a casa después de una buenísima experiencia y de haberlo pasado genial.

María Amengual (Tropa)

Intertropas 2017

Empezamos la mañana cogiendo el autobús para ir al sitio, estábamos ansiosos por llegar, ver cómo iba a ser y cuanta gente iba. Cuando llegamos lo primero que hicimos fue montar las tiendas y seguidamente los coordinadores llamaron a todos los grupos, e hicimos una formación para presentar a las patrullas. Al acabar nos quitamos el uniforme y nos dividimos en grupos para jugar y conocer a otros grupos. Cada uno se presentó y luego hicimos unos cuantos juegos. Cuando llegó la hora de comer nos sentamos en círculos con otros grupos y después tuvimos tiempo libre.

Por la tarde hicimos una gymkana que tenía que ver con las discapacidades, cenamos y luego hubo como una fiesta con todos los troperos y los jefes, con música y baile. Cuando se hizo tarde cada uno se fue a su tienda a descansar.

Al día siguiente no dio tiempo a mucho porque como iba a estar lloviendo todo el día tuvimos que recoger e irnos.

En conclusión, fue una experiencia nueva y nos gustó.

 

Clara (tropa)

Tropa en Mangirón

Después de cientos de canciones cantadas y conversaciones que no llegaban a un fin, llegamos a Mangirón. Tras instalarnos y explicarnos un juego de las leyes, que sería realizado durante toda la excursión, empezamos a cocinar. Al terminar disfrutamos de un tiempo que utilizamos para hablar, cantar y estudiar.

Posteriormente realizamos un juego de pistas y una guerra de canciones. Por la noche preparamos la cena y hablamos con un grupo de murcianos. Más tarde llevamos a cabo un juego de noche basado en Harry Potter y seguidamente hablamos hasta que el cansancio nos pudo y nos fuimos a dormir.

A la mañana siguiente después de desayunar y limpiar las habitaciones, jugamos a un Bulldog a ciegas y a una especie de Trivial. Al terminar la misa, comimos limpiamos e hicimos una examen de leyes donde no faltaron los ceros, nos subimos al autobús y regresamos a Madrid.

Diario de un Salpamento

DÍA 1- 15/07/2016

Quedamos en la calle Beatriz de Bobadilla donde nos organizamos en
autobuses por unidades para ir al campamento en Huerta de Arriba. El viaje no se nos hizo muy largo y al llegar empezamos a hacer cadenas para descargar los autobuses. Cada uno cogimos nuestro macuto e hicimos un corro para comer. Después de comer nos fuimos a elegir la parcela donde íbamos a poner la tienda y las construcciones. Luego solo teníamos que ponernos a ello: montamos las tiendas y empezamos las construcciones. Así estuvimos hasta la hora de merendar ya que después hicimos juegos cortos hasta antes de formación en la que nos dijeron que nos preparáramos para cenar. Después de cenar los jefes nos explicaron cuál sería la orientación de este campamento (los elementos) y después nos fuimos a “dormir”.

Continuar leyendo «Diario de un Salpamento»